058 : 古事記 Kojiki: el texto más antiguo de Japón.


La mitología, el folclore, ritos y creencias forman parte intrínseca de la sociedad japonesa actual. Una sociedad en la que convive el Sintoísmo, el Budismo y el Cristianismo como ya se vió en los articulos publicados en Japan.CL (artículos 056: Budismo japonés y 057: Sintoísmo).
El texto más antiguo de Japón que se conoce y que relata los inicios fundacionales del país recibe el nombre de 古事記 "Kojiki", literalmente se traduce como "registro de cosas antiguas", este libro menciona además a otra compilación de textos aún más antigua pero se dice fue destruida por el fuego.



Textos del Kojiki.


El Kojiki data del año 712 (periodo Nara) y consta de una recopilación de mitos, textos e historias, aparentemente reales, en los que se cuentan los albores de la sociedad Yamato, descendientes de los kami. En él también se pueden encontrar las tradiciones nacionales desde la edad de los primeros dioses hasta el reinado de la emperatriz Suiko (593-628) durante el periodo Asuka.

Esta obra literaria se considera el primer exponente de la consciencia de Japón como una nación y es considerado uno de los textos fundacionales del nacionalismo del país. Una mezcla de hechos reales, pocos, con otros basados en la mitología que demuestran la capacidad del pueblo japonés para asimilar conceptos estéticos y culturales procedentes de otras regiones, sobre todo de aquellas procedentes del continente Asiático. Influencias como la religión, filosofía, literatura o mitología que provenían de China, Corea y en menor grado del Sudeste Asiático. Loc contactos con estas regiones, según se desprende del Kojiki, empezaron durante la era Yamato (250-710). Aunque algunas hipótesis no están de acuerdo en las fechas, esta época parace dividirse entre el periodo Kofun (300-552) y el periodo Asuka (553-710).

Una sociedad basada en el culto al Sintoísmo


Hasta ese entonces, la cultura japonesa se había sustentado básicamente mediante el culto al sintoísmo, al mismo tiempo que en las narraciones folclóricas transmitidas oralmente entre generaciones. Es en su vertiente religiosa cuando el Kojiki se convierte en obra sagrada del sintoísmo. Se podría decir que, en menor grado y haciendo una analogía, sería como la biblia en el cristianismo.

Pese a las influencias procedentes de fuera de sus fronteras, la sociedad japonesa de la época nunca dejó de lado sus creencias. Las tradiciones autóctonas se mezclaron con las foráneas creando nuevos ritos, mitos y tradiciones que no perdían la verdadera esencia de aquello considerado como "japonés" (considerando que el archipielago aún no se llamaba Japón). De toda esta mezcolanza nacería lo que hoy conocemos como "Cultura clásica japonesa".

Ō no Yasumaro: escriba del Kojiki.


Fue en el año 712 cuando el sirviente e historiador de la corte imperial 太安万侶 Ō no Yasumaro (—723) pondría por escrito todo el material histórico recitado por 稗田 阿礼 Hieda no Are. El emperador Tenmu (631-686) encargó a Heida no Are la memorización de toda la histografía japonesa ya que él según se contaba poseía una capacidad de memorización excepcional. Era capaz de acordarse de todo lo que leía u oía. No fue hasta tiempos de la emperatriz Genmei (661-721) que el Kojiki fue terminado y entregado por parte de Ō no Yasumaro.

Esta obra es considerada la fuente historiada más importante a la hora de entender el nacimiento y despertar del pueblo nipon. Aunque, como ya se ha dicho, pese a que incorpora elementos históricos, el Kojiki se compone casi en su totalidad de poemas, leyendas y canciones donde los protagonistas son los propios dioses, sus descendientes, héroes, fornidos guerreros y simples campesinos.



Una obra compuesta por tres libros.


El Kojiki está compuesto por tres partes: Kamitsumaki, Nakatsumaki y Shimotsumaki. Aunque su traducción literal es otra, se podría decir de acuerdo a su contenido que se divide en las siguientes partes:

La era de los Dioses: una primera parte donde la mitología es la clara protagonista. Se explica la creación del cielo y la tierra, la formación del archipielago y las leyendas alrededor de los dioses fundadores.

La era de los Héroes: esta segunda parte, a diferencia de la anterior, cuenta con un valor literario superior y con más elementos históricos. Sus inicios relatan las andanzas del considerado primer emperador Jinmu (711-585 a.C.) regente entre el año 660 hasta su muerte. Este tomo abarca hasta el reinado del emperador Ôjin (200-31 a.C.). Aunque existen fuentes históricas del emperador Ôjin, no están muy claras las fechas de su reinado que abarcaría desde el año 270 hasta su muerte.

La era de los Hombres: última parte del Kojiki y la de más valor histórico de las tres. En ella se explican los sucesos ocurridos entre el emperador Nintoku (253-399 d.C.), quien ocupó el trono imperial del año 313 hasta sus últimos días.

Nota: En el período Edo, Motoori Norinaga estudió el Kojiki intensamente. Los resultados de dicho estudio fueron publicados en su Kojiki-den (comentarios al Kojiki). Fue en el período Edo cuando se afirmó por primera vez que el libro había sido falsificado después de cuando supuestamente había sido escrito.



ありがとうございました!!