075 : Kaze no denwa 風の電話.


El Teléfono de viento

Esta es una de esas historias que perduran en el tiempo y de las cuales posiblemente se generen muchas cosas.

El año 2010, Itaru Sasaki perdió a su primo y decidió construir una cabina telefónica en su jardín, en su interior instaló un teléfono negro (antiguo) desconectado para comunicarse con su pariente fallecido y así ayudarlo a lidiar con su dolor.
El 2011, el terremoto y tsunami que azotó a Japón tuvo gran impacto en la ciudad natal de Sasaki, la ciudad de Otsuchi, recibió impactos de grandes olas de 10 metros en donde el 10% de la población falleció motivo de la inundación. Fue entonces cuando Sasaki hizo público la existencia de su cabina telefónica llamada "Kaze no denwa" 風の電話 (Teléfono de viento) a la comunidad que ahora contaba con muchas personas que habían perdido a sus seres queridos. Con el tiempo, se corrió la voz y muchas personas comenzaron a llegar a la zona (estiman que unas 10.000 personas visitaron la cabina en los tres años posteriores al desastre).



La cabina, y en especial el teléfono es usado como terapia en donde los visitantes marcan el número de su familiar y hablan con ellos, contando cómo llevan su vida actualmente, expresando sentimientos, dolencias, alegrías, etc. con la esperanza de que sus seres queridos puedan escucharlos. Esta pequeña cabina ayuda así a reconstruir lentamente las vidas de quienes sufrieron la pérdida, en una ciudad que lentamente se levanta. Según Sasaki, las palabras que allí se dicen son arrastradas por el viento.
El Kaze no denwa muestra la relación que tienen los japoneses con la naturaleza, la muerte y las fuerzas invisibles que conectan a la humanidad, la cabina por su parte, también sirve como recordatorio de las vidas que no serán olvidadas.



Puedes ver los siguientes reportajes realizados al respecto:







ありがとうございました!!