052 : Kamishibai 紙芝居.



Kamishibai significa "Teatro de Papel" y es una forma muy popular, desde hace siglos, de contar cuentos en Japón. Originada en los templos budistas del siglo XII, donde los monjes utilizaban emaki para combinar historias con enseñanzas morales para audiencias mayoritariamente analfabetas. Esta forma de contar historias se mantuvo durante siglos pero es mayoritariamente reconocida por su renacimiento en los años 1920 a 1940, en donde millones de desempleados luchaban para resistir la tormenta de la depresión. Algunos de ellos se podían encontrar en las esquinas con un Butai (teatro portatil) sobre sus bicicletas, conocido como el Kamishibai Gaito Kamishibai de esquina. Esto permitía que el cuentacuentos (gaito kamishibaiya) ganase un poco de dinero vendiendo dulces.
Según algunos registros, para el año 1931 ya habían cerca de 2000 interpretes activos del Kamishibai en las esquinas de Tokyo, los adultos comenzaron a criticar el kamishibai Gaito debido a que los dulces no eran sanos y las historias eran frívolas o incluso dañinas para ellos.



Por otro lado, algunos connotados ciudadanos se dedicaron al kamishibai utilizando el formato estándar, aunque con diferentes contenidos. Es el caso de Kenya Matsunaga, un educador que desarrolló el Kamishibai Kyozai como material pedagógico; o de Yone Imai, que utilizó el Kamishibai para evangelizar la fe cristiana; o de Gozan Takahashi, que fundó la compañía Zenko-sha, e inició un movimiento llamado Kamishibai Yochien (o kamishibai preescolar).

En 1938, Kenya Matsunaga y el dramaturgo Shunjiro Aoe se asociaron para desarrollar el Kamishibai Kyoiku (kamishibai educacional). Sin embargo, a medida que la segunda guerra mundial se intensificaba, los contenidos variaron desde el liberalismo a la propaganda de guerra. Según el libro Kamishibai: creatividad y sentido pedagógico, 9 editoriales publicaron kamishibai durante la guerra, imprimiendo mensualmente 60 mil volúmenes para 1943. Por sí sola, esta cifra demuestra la enorme influencia que ejercía el kamishibai en la percepción pública hacia la guerra.
Tras la guerra el kamishibai renació. Se estima que en 1950 había 50 mil intérpretes de kamishibai trabajando en Japón. La gran mayoría habían perdido sus trabajos debido a la guerra, y buscaban dinero para sobrevivir día a día.

El gestor del movimiento dedicado al Kamishibai educativo tras la guerra fue Keiko Inaniwa. En 1948, junto a Daiji Kawasaki, Seishi Horio, y Koji Kata fundaron el Minshu Kamishibai Shudan (el grupo de Kamishibai democrático), que más tarde se convirtió en la Kyoiku Kamishibai Kenkyukai (la sociedad para el estudio del Kamishibai educacional). Este realizó campañas, investigación y publicaciones, pero se fue a la bancarrota en 1955, Misión fue asumida posteriormente por la casa editorial Doshin-sha.
Kinji Muramatsu (fundador de la editorial Doshin-sha) considera los diez años que transcurrieron entre la creación del grupo de kamishibai democrático y la editorial como parte de la historia "En esta época nos despedimos del kamishibai que se dedicaba a alentar el espíritu de guerra y le dimos la bienvenida al kamishibai pacífico, que respeta la vida humana, y que ama a los niños".

Tras la aparición de la TV, que se popularizó en Japón en 1957, el Kamishibai rápidamente desapareció de las calles, y el kamishibai preescolar fundado por Gozan Takahashi fue absorbido por el "Shuppan Kamishibai" (Kamishibai publicado). El kamishibai publicado fue popularmente adoptado tras la guerra no sólo por las escuelas de enfermería y los jardines infantiles, sino que también por las escuelas primarias. Sin embargo, desapareció de los colegios para cuando el ministerio de educación promulgó su "Estándar educacional", que dejó de considerar al kamishibai material pedagógico. Al mismo tiempo, las bibliotecas públicas comenzaron a comprar Kamishibai; y hoy la tasa de préstamos de este material supera a los libros. Algunas editoriales como Doshin-sha, Chobunsha, Poplar Publishing, Kyoiku Gageki, aún publican Kamishibai.

Hoy en día el público objetivo suele ser infantil y es muy usado como recurso didáctico. Los cuentos que se presentan en el Kamishibai tratan temas y evocan sentimientos generales, en concordancia con la edad de los niños. Sus características y forma de presentarlo, ayudan a conseguir un efecto mágico y de concentración en tonrno al cuento mucha más facilmente que con otras técnicas narrativas ya que el componente teatral del Kamishibai va más allá de una simple lectura, enganchando a la audiencia de forma especial.

¿Cómo es una sesión de Kamishibai?

La representación comienza con la aparición del gaito kamishibaiya y cuando se toca el Hyoshigi 拍子木 (instrumento musical japonés que une con una cuerda dos piezas de madera o bamboo) el gaito kamishibai saluda (こんにちは - konnichiwa) y da comienzo a la sesión mientras el público dice Kamishibai o kaishi shimasu 紙芝居を開始します (que empiece el kamishibai).







ありがとうございました!!