072 : Templo Byodo-in 平等院.


El Templo Byodo-in 平等院 es uno de los lugares más antiguo, importante y visitado de Japón, además de ser declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1994, es uno de los pocos exponentes que aún se conservan desde el periodo Heian. Contiene un jardín, arquitectura, escultura y pintura además de otros elementos que son de gran valor artístico.



El templo está situado en la localidad de Uji 宇治, al sur de la provincia de Kyoto y pertenece a la rama del budismo llamada "Tierra Pura", una de las escuelas más influyentes del budismo asiático. Fue construido originalmente el año 998 para Fujiwara no Michinaga 藤原道長 (966-1027), un poderoso político y miembro del clan Fujiwara. En 1052 fue convertido en templo budista por Fujiwara no Yorimichi 藤原頼通 (990-1074) con la única función de albergar la estatua del Buda Amida y transmitir una visión terrenal del Paraiso del Oeste.

La arquitectura del complejo tiene marcada influencia China, y la disposición de los jardines son un aporte japonés típico del periodo Heian y la religión Shinto (religión original de Japón).





La estructura más importante del templo es el Salon del Fénix 鳳凰堂, que permanece en el centro de un tranquilo lago, flanqueado por dos Ave Fénix en su tejado (que constituyen un Tesoro Nacional del Japón y es única estructura original que queda en pie ya que el resto fue destrudio en un incendio provocado por la guerra civíl en 1336). Esta estructura se comenzó a llamar Salón del Fénix durante el periodo Edo y no solo por los aves de su tejado sino que también por su forma y distribución que asemeja al ave aleteando en el agua. El salón central que aloja la estatua tiene dos alas laterales de aproximadamente 9 metros, y cuya función podría haber sido la de cobijar orquestas de músicos o ser simplemente lugar de expectación del jardín. Existen además dos puentes laterales, uno plano (Hirabashi) y otro curvo (Sojibashi) que comunican la estructura con el jardín.



En el interior se encuentra la estatua del Buda Amida, mirando hacia el estanque y descansando sobre una flor de loto (obra maestra del escultor Jocho), la escultura se encuentra tallada en madera y bañada en oro y laca. El salón guarda además las puertas pintadas más antiguas que se conserven en Japón cuyos motivos son alusivos a la adoración a Buda.



En 1990 se construyó un moderno museo dentro del complejo, obra de Akira Kuryu, a fin de presentar más de cerca al público información sobre el templo así como algunas reliquias y otros tesoros, ente ellos una gran campana que se encuentra entre las 3 más importantes de todo Japón. El museo mantiene un lenguaje contemporáneo se encuentra embebido en la tierra a fin de no perturbar la tranquilidad de su sobrecogedor entorno natural, combinando la nobleza de sus materiales con un manejo extraordinario de la luz indirecta y la escala espacial.



Considerando el impresionante escenario que lo rodea, la belleza propia del templo y sus jardines, los valores artísticos que encierra y las acertadas intervenciones modernas, es entendible por qué el complejo es tan importante para la cultura japonesa. Tal es su importancia que la imagen del templo figura en el reverso de la moneda de 10 yenes.





ありがとうございました!!